lunes, 8 de febrero de 2010

Decálogo para una vida mejor (V): no decidas ni cuando estas estresado, ni enfadado, ni...

En capítulos anteriores:

1. SE CREATIVA/O A LA HORA DE ESTABLECER PLANES ALTERNATIVOS
2. ANTICÍPATE A TUS IMPULSOS
3. CÉNTRATE EN OBJETIVOS CONCRETOS Y A CORTO PLAZO

4. CULTIVA TU PROPIO HUERTO Y NO ENVIDIES EL DE LOS DEMÁS.

- Andrés, ¿pero qué haces levantado a estas horas?, vete a la cama ya anda...

No había pasión en las palabras de Almudena, no se debía a la hora, sino más era ya la actitud constante hacia su pareja, y es que, como dice Pino Bethencourt, incluso en las relaciones más sagradas, cuando a lo largo de los años las transacciones no satisfacen, se pierde el interés en el contacto....

- Mañana te cuento "Almu", es de estos momentos en la vida que merece la pena estar atento.

- Que solemne hijo -solto Almudena cansadamente- mañana me cuentas, duermete pronto que si no vas a estar agotado todo el día

Andrés no le respondió, totalmente concentrado en anotar reflexiones acerca del próximo postulado que surgiera del programa de Punset:

5º Consejo: NO DECIDAS CUANDO TE ENCUENTRES EMOCIONALMENTE NEGATIVO.

Experimentos fisiológicos han demostrado que las emociones negativas provocan una disminución del hipotálamo, componente cerebral fundamental a la hora de tomar decisiones. Por tanto, cuando estamos intensamente negativos, nuestra capacidad de deliberar y por conseguiente de elegir racionalmente disminuye. En ese momento, nos dejamos llevar por la emoción.

Esos experimentos manifiestan que las emociones positivas no producen una disminución tan sensible, tan importante, en la actividad cerebral del hipotálamo. Por tanto, las emociones positivas -en su justa medida y en organismos sanos y no ayudados para alcanzar sentimientos intensos por ningún tipo de sustancia se encuentran más cerca de la racionalidad -ententida como la lógica necesaria para adaptarse a la realidad- que las negativas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario